top of page

El desafío de los líderes: De marcar rumbo a ser facilitadores de recursos




En un mundo cada vez más cambiante y competitivo, los líderes, gerentes y dueños de empresa tienen un desafío importante: transformarse en facilitadores de recursos en vez de ser quienes dicen que se debe hacer y cómo hacerlo.


¿Por qué es tan importante esta transformación? Porque cada empleado a medida que adquiere experiencia, se compromete con la causa de la empresa y da todo de sí si le dan lugar y espacio para desarrollar sus habilidades e ideas. Además, llega un punto en donde los empleados son quienes realmente conocen la operación y detalles de la empresa, conocen a los clientes y sus necesidades, conocen qué necesita la empresa para mejorar y cuáles son sus fortalezas y debilidades.


Si se les brindan herramientas de liderazgo, habilidades de comunicación, si el dueño o gerentes o líder los escucha y realmente es un facilitador de recursos, que brinda feedback, que propone construir objetivos en conjunto, entonces cada persona se compromete, se motiva y hace crecer a la organización. Esto realmente marca una diferencia en las nuevas generaciones donde aportar a una visión y sentir que son parte de algo más grande es algo que realmente les importa.


Los Líderes efectivos son aquellos que saben cúando liderar y cuándo seguir

Liderazgo situacional: ¿dónde se encuentra tu equipo?


Para poder ser un buen facilitador de recursos, es necesario conocer el nivel de competencia de cada colaborador. Para ello, podemos utilizar el modelo de liderazgo situacional de Ken Blanchard, que propone cuatro niveles de desarrollo de un colaborador:

  • Nivel 1: Novato. No tiene experiencia en la tarea o rol asignado.

  • Nivel 2: Principiante avanzado. Tiene algo de experiencia en la tarea o rol asignado, pero necesita orientación y apoyo.

  • Nivel 3: Competente. Tiene experiencia en la tarea o rol asignado y puede realizarla con cierta autonomía, pero aún necesita dirección y retroalimentación.

  • Nivel 4: Experto. Tiene experiencia en la tarea o rol asignado y puede realizarla de manera autónoma y eficiente.

Cada nivel requiere un enfoque diferente de liderazgo. Si tratamos a un principiante avanzado como si fuera un experto, es posible que se sienta abrumado y desmotivado. Si tratamos a un experto como si fuera un principiante avanzado, es posible que se sienta subestimado y aburrido.


Es importante evaluar regularmente el nivel de competencia de cada colaborador y adaptar nuestro enfoque de liderazgo en consecuencia.


Ejercicio de aplicación: A continuación te brindo como ejercicio, algunas preguntas que buscan que realmente te comprometas con el análisis, y encuentres respuestas que te ayuden a guiar tu conducta desde una manera reflexiva. Muchas de estas preguntas se dan en mis sesiones de Coaching para líderes así que espero que te sirvan como a mis clientes en sus sesiones:


Preguntas de reflexión

  • ¿Estoy siendo un facilitador de recursos para mi equipo? ¿O estoy imponiendo mi visión y forma de hacer las cosas?

  • ¿Estoy brindando las herramientas necesarias a mi equipo para que puedan desarrollar sus habilidades y contribuir al crecimiento de la empresa? ¿Cuales me faltan brindar o que oportunidad tengo de abrir un espacio para preguntarles?

  • ¿Conozco el nivel de competencia de cada colaborador de mi equipo? ¿Estoy adaptando mi enfoque de liderazgo en consecuencia?

Preguntas de recomendación

  • ¿Que acciones concretar puedo aplicar para ser un facilitador de recursos para mi equipo?

  • ¿Qué herramientas de liderazgo y habilidades de comunicación puedo brindar a mi equipo para que puedan desarrollarse y contribuir al crecimiento de la empresa?

  • ¿Cómo puedo evaluar el nivel de competencia de mis colaboradores de forma efectiva y adaptar mi enfoque de liderazgo en consecuencia?

  • ¿Qué estrategias puedo implementar para motivar a mi equipo y fomentar su compromiso con la empresa?


En resumen, los líderes, gerentes y dueños de empresa tienen el desafío de transformarse en facilitadores de recursos para sus equipos. Al brindar herramientas de liderazgo, habilidades de comunicación y espacio para desarrollar habilidades e ideas, se logra un compromiso y motivación por parte de los empleados, lo que contribuye al crecimiento y éxito de la organización.


La gente no se preocupa por cuánto sabes, sino por cuanto te importan.

Siempre tenés la ultima palabra, pero hay mucho margen para que ellos puedan ir tomando ciertas decisiones, sin necesidad de consultarte y saber que de todas formas tienen tu apoyo. Transmitir esto es vital para que tu equipo comprenda que tu rol esta cambiando a ser un facilitador, y que la empresa la potencian ellos. Que vos te preocupas por ellos, que los escuchas y accionas de forma coherente es lo que más involucra y compromete a una persona a dar todo de sí.


Espero que este artículo te haya resultado útil en tu camino hacia un liderazgo más efectivo.


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page