El liderazgo

Mucho se habla del liderazgo, pero ¿tenemos realmente claro de que se trata? Te contamos un poco sobre este tema y las perspectivas del líder futuro.

Frecuentemente las organizaciones hablan de las habilidades de un líder, las capacidades de una persona dentro de la empresa, la necesidad de tener lideres, pero en la trabajo cotidiano es poco frecuente que nos pongamos a analizar las habilidades requeridas.


El líder del futuro, un experimentado jefe que se vuelve aprendiz continuamente.

Como menciona Rafael Echeverria en su libro "La empresa emergente". La empresa tradicional esta muriendo, y se hace necesario para la creación de una nueva forma de empresa, lideres que tengan la capacidad de volverse facilitadores de sus colaboradores, que ofrezcan confianza, en vez de miedo, que reciban autoridad y no poder. Que tengan la capacidad de delegar y no de asignar sus tareas a colaboradores.

Creo que se esta gestando hace algún tiempo, aunque de forma muy lenta, un cambio en las organizaciones. Interpreto que este cambio es de índole cultural en cuanto a la forma de hacer empresas. Gracias al aporte de Internet para obtener información de forma simple, rápida y muchas veces prácticamente gratuita, es que las personas tenemos hoy mayor acceso al conocimiento. Se debe también a que hoy en día hay muchas mas personas que han tenido acceso a la educación. Esto junto con el cambio constante generacional, fomentan sociedades en donde las personas se vuelven mas criticas, buscan otorgar mayor sentido a sus vidas, todo se lleva a debate y las organizaciones, inmersas y también diseñadoras de este presente y el futuro no quedan ajenas a esto.

En las empresas de hoy, en mayor y menor grado y con ciertas excepciones, las personas no están dispuestas a ceder todo de su vida por el trabajo. No alcanza con un sueldo para mantener a las personas fieles y aportando al trabajo. En áreas donde las tecnologías de la informacion, de la programación son fuertes, con alto porcentaje de profesionales muy jóvenes encontramos de forma frecuente la fuga de talentos. Las empresas con estructuras burocráticas, niveles de jerarquía muy rígidos y con formas de gestión como mando y control, comienzan a encontrar dificultades para mantener el personal por largos tiempos, personas creativas con mucho talento buscan nuevos horizontes donde sean reconocidos y tengan la oportunidad de desarrollarse profesionalmente con autonomía y capacidad de aportar en las organizaciones.

En este contexto tan desafiante, el saber liderar y poseer herramientas de comunicación efectiva en todos los niveles organizativos, es de vital importancia para que las empresas tengan oportunidad en el futuro.

Ahora volvemos sobre la pregunta: ¿Que es liderar? Muchas empresas encuentran dificultad para responder hábilmente a que tipos de lideres necesitan y para qué. Ese PARA QUÉ es donde entendemos que radica la respuesta. Si tenemos lideres que son muy capaces de llevar proyectos adelante y obtener los resultados económicos esperados, normalmente vamos a caer en la tentación de creer que efectivamente nos encontramos ante buenos lideres, pero, ¿Es realmente así? Al fin de cuentas si los resultados económicos se obtienen ¿Por que sostendríamos lo contrario? No se trata de objetar que no cumpla las expectativas, si no de analizar las oportunidades que la empresa podría estar desaprovechando en términos también económicos. Y en mercados vorazmente competitivos esto podría ser sumamente peligroso. Los equipos de trabajo se entienden que funcionan por que poseen lo que llamamos sinergia, es decir que básicamente los resultados colectivos son superiores a la suma de los aportes que hicieran cada uno de los integrantes de forma individual. Dicho de otra forma un equipo hace que 1+1=3. Un buen líder normalmente lograría que un equipo de trabajo logre los resultados propuestos, ¿entonces que es lo que se podría estar perdiendo? Justamente que el equipo de trabajo logre 1+1=6 por citar un ejemplo. Cada individuo de una empresa tiene un potencial aporte y distintas capacidades que le puede brindar a la empresa, no siempre se logran reconocer en las personas las cualidades y habilidades que posee. De hecho Rafael Echeverria en su libro La empresa emergente menciona que Warren Bennis cuando le preguntaba a distintos trabajadores de una organización, cuanto de su potencial intelectual sentían que estaban utilizando para los trabajos que les solicitaban, las personas respondían que aproximadamente el 20% de su potencial. Si con estos niveles de potencial los equipos logran obtener resultados, ¿Cuanto están perdiendo las organizaciones en no permitirles a sus trabajadores utilizar el 80% restante. Seamos un poco pesimistas, con tan solo el 50% del potencial ¿Cuanto lograríamos de los equipos de trabajo? ¿No deberían las empresas comenzar a ser mas eficientes con el principal recurso que tienen como es el capital humano? Imaginemos una empresa que para desarrollar un producto, aproveche solo el 20% de la materia prima y el resto se pierda. Volviendo al capital humano, el problema no es solo que ese 80% se pierda, sino que estamos hablando de que en esta situación, tenemos personas que se sienten poco realizadas, poco reconocidas, que aportan poco sentido en sus trabajos y por ende en una parte de sus vidas. Esto a su vez fomenta la desmotivación, fuga de capital humano, con los costes que esto representa, mal ambiente laboral y a su vez la oportunidad de crecimiento e innovación para la empresa. Sostenemos que esto ultimo, para el mercado actual y futuro es perder la capacidad de ser competitivo y estar a la vanguardia del sector en donde se desarrolle.

Volviendo al rol del líder que dirige empresas, equipos de trabajo y personas, con lo anteriormente expuesto, creemos que es necesario que desarrolle habilidades de comunicación efectiva, que aprenda a delegar efectivamente, que puedan reconocer el potencial y permitir el crecimiento de sus colaboradores, motivarlos y acompañarlos para logren realmente explotar las capacidades individuales que brinden una sinergia colectiva que aun no es conocida en su máximo nivel.

29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo